España no es Bélgica, aunque a veces lo parece

Seis meses después y parece que en España tras unas segundas elecciones la situación  que ha cambiado poco. Leo la prensa y me doy cuenta que lo que contamos en los medios de comunicación es exactamente lo mismo que venimos haciendo desde hace meses. Las posturas de los partidos son las mismas y eso me hace acordarme de la situación en Bélgica que estuvo 541 días sin gobierno. Un año y medio en teoría de parálisis y de inestabilidad que, a priori se plantea como devastadora para el país pero lo cierto es que el balance al menos en lo económico es distinto. Mirando datos e informes, el crecimiento de la economía y la evolución del empleo, por poner sólo dos ejemplos, siguieron en paralelo a los vecinos del continente. La economía de Bélgica creció más de un 2% entre las elecciones de junio de 2010 y diciembre de 2011, aunque es verdad que los mercados se pusieron nerviosos en una época en la que la crisis del euro estaba en pleno apogeo.

elecciones españa 2016

(imagen:theodysseyonline.com)

Según analistas y expertos en ciencias políticas, el país siguió funcionando por un modelo de estado peculiar, muy descentralizado y donde el Parlamento federal seguía tomando decisiones junto al gobierno en funciones. Es algo que ya ha ocurrido en bastantes ocasiones en un país en el que también en 2007 y 2008 tardó nueve meses en formar gobierno y en los ochenta casi 150 días.

Es cierto que la situación de España y de Bélgica no es la misma. El parlamento belga está históricamente más fracturado que el español y no hay fechas límite para formar gobierno como ocurre aquí. Aunque de cara a la formación de gobierno sí fue posible con una gran coalición de seis fuerzas políticas.

parlamento belga

(imagen:wikipedia)

Pero la situación de Bélgica y España no son las únicas, también puede haber paralelismos con Irlanda e Italia.  En Irlanda los resultados de las elecciones este año modificaron mucho el Parlamento con respecto a 2011 y los partidos clásicos han sido los más perjudicados. El Partido Laborista perdió un 60% de los votos y el Partido Conservador casi un 30%, en favor del nacionalista Fianna Fáil. Y después de un acuerdo entre los dos principales partidos parece que habrá ejecutivo en minoría.

La inestabilidad política de Italia y la fragmentación del parlamento es también bien conocida. En 2013 la coalición de centro-izquierda de Pier Luigi Bersani ganó los comicios seguido muy de cerca por la coalición de centro-derecha de Silvio Berlusconi. Por detrás, el euroescéptico Movimiento 5 Estrellas y Con Monti por Italia, coalición de centro. Dos meses después se formó gobierno con Letta, aunque pocos meses dimitió por el descontento en su propio partido. Desde entonces, sin pasar por las urnas de nuevo, gobierna Matteo Renzi.

¿Qué sucederá en España? Vamos viendo los primeros movimientos y nuestra intuición nos dice que el proceso se prevé largo. Veremos qué pasos van dando los partidos para intentar formar un gobierno estable.

Eva C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s