Las ruinas de un país

601550_10151518360351083_1760811210_nLejos de apaciguarse, los efectos de la crisis griega no se difuminan y sus graves consecuencias se instalan en una población ahogada por medidas draconianas, más acusadas que en cualquier otro país del continente. Así, la huelga general se ha convocado a raíz de otras medidas que se han hecho, al parecer, imprescindibles para que el gobierno pueda afrontar los ajustes impuestos desde la Troika. ¿El motivo? El despido de funcionarios públicos que continúa en un goteo incesante.  Ahora, la nueva ley prevé el despido de 4.000 funcionarios este año y otros 11.000 en 2014. Es a lo que ha llegado el gobierno de Samaras para hacer frente a las peticiones adicionales. Eso sí, se habla de transferencia de los afectados a otros servicios públicos, si los hubiere. Un eufemismo seguramente para no anunciar que ya no se necesitan porque los ajustes no son suficientes para los prestamistas. Para el gobierno heleno hay reproches velados, algún halago que otro por los esfuerzos pero se sigue alentando a seguir ajustando para, por ejemplo, evitar que el pago de los 8.100 millones que tiene que llegar, no se haga de forma fraccionada. Y, en general, es la tónica dominante del suma y sigue: la crisis financiera se completa con más desempleo, menos servicios públicos e inestabilidad política. En fin, Grecia se convierte poco a poco en un país en ruinas.

(imagen dailypotblog)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s